Nuevas tendencias en logística que marcarán el 2019 - Infotrans
Marketing especializado para empresas de logística y transporte, base de datos logística y transporte, diseño y hosting web, newsletters y notas de prensa.
marketing, logística, transporte, emailing, diseño web, newsletters, notas de prensa, base de datos, directorios logística, directorios transporte
17765
post-template-default,single,single-post,postid-17765,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Nuevas tendencias en logística que marcarán el 2019

tendencias-logistica

 

Son un amplio abanico las tendencias logísticas que podemos mencionar como clave para el próximo año. Sin embargo, ¿cuáles serán las que de verdad marquen la diferencia? Te ofrecemos aquí nuestra lista particular.

Tecnología y digitalización

Dentro de este bloque, podemos situar la mejora en innovaciones tecnológicas que ya forman parte de nuestro día a día, como la automatización y la robotización de los centros de distribución, o la utilización de aplicaciones de gestión de recursos, como las utilizadas para la gestión de flotas.

Con tecnologías de inteligencia artificial, geolocalización y sensores, estas aplicaciones permiten gestionar toda la cadena de distribución de inicio a fin de forma centralizada, optimizar las rutas y organizar mejor la entrega de mercancías.

Futuras tendencias.

La innovación tecnológica también nos trae otras tendencias que, aunque ya existen, todavía no están ampliamente aplicadas y nos suenan un poco más a futuro:

  • Transporte autónomo: empezamos a ver los primeros pilotos de camiones autónomos, aunque también experimentos en entrega de mercancía por drones y otros vehículos inteligentes como las carretillas elevadoras autónomas. El objetivo es hacer la entrega más rápida y más segura, además de más barata.

 

  • Impresión 3D: creará nuevas oportunidades en la industria logística, modificando de forma disruptiva el tipo de servicio o producto entregado (información a imprimir en lugar de producto físico) y la localización de los centros de distribución (más dispersos, más pequeños, más cercanos al punto de entrega, en los casos en los que la impresión no la pueda realizar el propio consumidor).

 

  • Realidad aumentada y geolocalización: quizá de las tres tecnologías mencionadas, la más asombrosa y la más aplicable a día de hoy, especialmente para ahorrar tiempos en las tareas de almacén. El operario puede localizar un producto mucho más rápidamente si dispone de un dispositivo de realidad aumentada (normalmente unas gafas) que le ayudan a identificarlo, o bien a encontrar huecos donde pueda recolocar la mercancía.

 

Análisis de datos, el big data de la logística.

Dicen de los datos que son el oro de nuestro siglo, pero es necesario ser capaces de analizar y gestionar las grandes masas de datos que producimos constantemente para poder extraer inteligencia de ellos.

Esto es lo que hacen las aplicaciones logísticas que controlan constantemente la cadena de distribución y ofrecen recomendaciones en tiempo real basadas en datos de muy diversas fuentes, una vez procesados y analizados (sensores de los vehículos, datos de tráfico, climatológicos… ).

Llevar todos estos datos y alertas en la palma de la mano es clave, por ello las aplicaciones más innovadoras se orientan a la movilidad (a través de apps) y al almacenamiento de los datos en la nube, ganando con ello la agilidad que necesitan las operaciones de hoy.

Nuevos modelos de negocio.

Todas estas innovaciones tecnológicas traen de la mano un cambio en los modelos de negocio, que deberán reinventarse para no perder su ventaja competitiva.

  • Logística colaborativa: por un lado, la economía colaborativa tiene su reflejo en el sector logístico. En general, se produce cuando dos empresas o individuos independientes se unen para ofrecer un mejor servicio en la cadena de suministros, pero sin que esto suponga una fusión de empresas, sino manteniéndose ambas de forma autónoma, con sus roles concretos acordados.
    Es decir, se trata de un grupo de empresas que se complementan y deciden trabajar colaborativamente, de modo que la suma de todas repercute en un mejor servicio a los clientes de cada una de ellas de forma individual. Esta estrategia está siendo utilizada por las pequeñas empresas para poder competir con las grandes.

 

  • Blockchain: esta tendencia está dando mucho que hablar, pero no todo el mundo tiene claro en qué consiste. En logística se aplica a los llamados contratos inteligentes, que permite liberar el pago de forma automática una vez se han cumplido las condiciones del contrato que lo regulan. De esta forma, la idea es acabar con los impagos y generar mayor seguridad en todo el sistema.

 

Sostenibilidad.

Hoy en día, no se puede concebir la innovación tecnológica sin pensar en la sostenibilidad. En el futuro cercano, gran parte de los esfuerzos estarán destinados a analizar y mejorar la cadena de suministro en estos términos. Sostenibilidad significa también reducción de costes (menos kilómetros, ahorro en combustible, por ejemplo).

Personalización de la atención al cliente.

Con tecnologías como la inteligencia artificial, ahora podemos ofrecer un servicio totalmente personalizado las 24 horas del día, gracias al autoaprendizaje del consumidor. De esta forma, se pretende estar más cerca del cliente, detectar oportunidades de venta, ofrecer publicidad contextualizada y mejorar su satisfacción.

Así, durante el próximo año, veremos cómo cada una de estas tendencias toma su propio camino. La rapidez de los cambios hace el sector logístico esté en constante movimiento, por lo que seguro que el año que viene nos depara nuevas sorpresas.  

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

%d bloggers like this: