El teletrabajo, la conciliación laboral y la familia
Marketing especializado para empresas de logística y transporte, base de datos logística y transporte, diseño y hosting web, newsletters y notas de prensa.
marketing, logística, transporte, emailing, diseño web, newsletters, notas de prensa, base de datos, directorios logística, directorios transporte
292
post-template-default,single,single-post,postid-292,single-format-standard,bridge-core-2.4.8,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.3,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive,elementor-default

El teletrabajo, la conciliación laboral y la familia

He leído que REPSOL está impulsando una plan especial para que sus empleados puedan trabajar en casa y poder así conciliar positivamente su responsabilidad ejecutiva con la familiar desde su casa sin ir a la oficina. Leído de forma escueta suena muy bien, pues frecuentemente se oye, se escribe y se demanda, especialmente por profesionales “esposas” que se plantearían realizar medias jornadas mediante el teletrabajo y poder así atender la casa y a los hijos después del colegio. En este sentido, desconozco hasta donde ha llegado el efecto práctico en el mercado laboral, pero presupongo que el círculo de profesionales solteros (hombre o mujer) la posibilidad del teletrabajo puede ser distinta.

En el mundo anglosajón y escandinavo, además de asiáticos, especialmente Japón, el porcentaje de mujeres y/o hombres, casados o no, de cualquier nivel de responsabilidad adscritos al teletrabajo es alto, llegando a alcanzar desde un 5 a un 15 % de la población laboral, y muy especialmente en Estados Unidos.

En nuestro mundo latino del Sur de Europa, así como en los países latinoamericanos, conseguir que el personal en general (sin duda hombres): financieros, administrativos, técnicos o vendedores, puedan incorporarse al mercado del teletrabajo “quedándose en casa” puede resultar el mayor de los milagros para la mayoría de los hombres casados o solteros. Yo diría que casi imposible, aunque toda regla tiene sus excepciones.

Sobre esta casuística puedo afirmar con rotundidad por experiencia que desde mi empresa Infotrans desde hace 6 años venimos ofreciendo un plan de teletrabajo a horario acomodaticio, complementario, sin terner que ser el oficial, dotado con una herramienta Intranet de última generación y la mejor base de datos para gestión online con más de 50.000 empresas. Después de 6 años con más de 40 millones de visualizaciones en Internet, no se ha producido ninguna solicitud.

Tenemos que reconocer que los procedimientos de autogestión y autocontrol a distancia, además de lo que podríamos definir como “enclaustramiento” en la casa de uno, no va con la mentalidad española y latina en general, ya que la calle nos «arrastra». Además si pudiéramos todos seríamos funcionarios o viviríamos de las ayudas. Pero con la crisis que hay en España deberíamos plantearnos un cambio de mentalidad…. si no, pobre de nosotros.

2 Comments
  • AlbertoB
    Posted at 16:08h, 25 marzo

    Es fantástico que se intente promover el teletrabajo, y son las empresas grandes y más reconocidas las que tienen que dar ejemplo con estas prácticas. Estoy contento de que se vayan dando pasos hacia adelante en medidas de conciliación, ahorro en transporte y bajada en contaminación. Son todo ventajas. Para los interesados, aquí un breve artículo sobre la historia del teletrabajo:
    http://es.workmeter.com/blog/bid/261420?utm_source=ALSOURCE&utm_campaign=ALBERTO

  • Jose
    Posted at 04:20h, 13 febrero

    tiene mucho sentido, en especial si se emplea un sistema de empleo por objetivos, así se podría conseguir horas más productivas que en una oficina calentando el asiento.