Blog - Infotrans
Marketing especializado para empresas de logística y transporte, base de datos logística y transporte, diseño y hosting web, newsletters y notas de prensa.
marketing, logística, transporte, emailing, diseño web, newsletters, notas de prensa, base de datos, directorios logística, directorios transporte
1815
paged,page-template,page-template-blog-large-image-whole-post,page-template-blog-large-image-whole-post-php,page,page-id-1815,paged-9,page-paged-9,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Blog

EL BLOG DEL TRANSPORTE

Hace ya 12 años Judith Contel Directora de la prestigiosa revista got.carga y con ocasión de la celebración del SIL en Barcelona me entrevistó como Director General de Infotrans, S.L. , entrevista cuyo titular fue “La Logística de la Información e Internet están obligados a ir siempre de la mano.» En mayo de 1998 el portal www.transportes.com hacía ya 3 años que estaba en el mercado. Su primera pregunta fue: ¿Cómo definiría Infotrans desde su perspectiva la relación entre logística e Internet? Mi respuesta fue: Infotrans podría definirse como una plataforma logística “online” de gestión, comunicación y marketing multimodal entre usuarios y profesionales del transporte y la logística en todo el mundo, teniendo en cuenta que en la plataforma Infotrans hay más de 40.000 empresas del sector sólo de España y Portugal, con más de 15.000 e-mail activados y 10.000 páginas webs colgadas a través del portal multimodal www.transportes.com.

No era una profecía. Los hechos han consumado la realidad.

Frente a la caída de los medios convencionales de gestión de negocio, el marketing digital crece un 4,9% durante 2009, según los datos publicados por IMFOADEX. Su interactividad y control contínuo de resultados mejoran la eficacia de las acciones de marketing, alcanzando resultados superiores a los medios clásicos.

Internet en España es un medio que ofrece la atención de casi 25 millones de internautas (datos de Red.es) y el único soporte que permite interactuar con ellos en tiempo real. Es el canal directo entre empresa y consumidor.

La economía cae el 4% interanual pero el marketing y el comercio electrónico entre españoles crecen un 8,6% y un 13,2% según datos de la CMT. Los profesionales del sector pueden superar la crisis y abrir nuevos puentes a su negocio mediante portales de internet como: www.infocargas.com, www.forotrans.com,  www.transocasiononline.com o www.transportes.com.

Valorando los datos del Informe ePYME 2009, elaborado por la Fundación Fundetec sobre la implantación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en las PYME españolas resulta que el sector logístico (industrial-manipulación-almacenaje) es uno de los que mayor uso hacen de las tecnologías de gestión, mientras que el último eslabón de la cadena (transporte y distribución) queda anclado como el de menos acceso a la tecnología.

Las herramientas diseñadas para los procesos de suministros, manipulación y almacenamiento están mucho más informatizadas que el transporte hasta en un 70% de su gestión. Sin embargo las empresas de transporte (sin mencionar el mundo autónomo) utilizan los sistemas de planificación de rutas en un 14%, y la localización y gestión de flotas en un 10%.

No hacen falta estudios tan ilustrados para sacar conclusiones que se conocen desde hace décadas; es decir la implantación tecnológica en el sector de la carretera no será posible por su alta atomización constatable cuando el 89% de las empresas tienen a menos de cuatro empleados. Si los impulsores de estas tecnologías: Empresas – Políticos – Asociaciones, no consiguen reducir su costo de manera notable, el mercado dictará la “indeseada sentencia” de que muchas empresas de transporte más habrán de desaparecer por falta de medios y no poder alcanzar el nivel adecuado de competitividad. NO ES POSIBLE MANTENER UNA DICOTOMIA del 70 al 12% entre “Logísticos y Transportistas” en el mercado por mucho tiempo.

Desde que empezó a popularizarse la palabra “logística” partiendo históricamente de las actividades militares, cada profesional o empresa la utiliza “a su aire” y la aplica a su actividad de negocio, veamos:

¿La logística es? Sistemas de fabricación, organización de la cadena de suministros, implantación de I+D+I en la empresa, la manutención y el almacenaje, la aplicación de nuevas tecnologías, los planes de comunicación y marketing, la organización de eventos. El almacenaje y la distribución, el transporte de mercancías y pasajeros, el desarrollo de naves logísticas e industriales…. TODO ES LOGISTICA hoy día, hasta la que impulsan políticos y bancarios para vendernos “lo incomprable”.

La realidad de 2009, aparte de los resultados económicos altamente negativos del mundo del transporte por carretera es que la inversión realizada en naves logísticas e industriales se contrajo un 85% desde 2007, según la consultora inmobiliaria Jones Lan Lasalle sólo 85 millones de euros se invirtieron en 2009, (un 15% de los 566 millones invertidos en 2007) antes de que se iniciara la crisis financiera mundial.

Ya hay “Consultores Logísticos” prácticamente para cualquier actividad. Tantos como abogados especializados en todas las materias de la vida. “Nos quedamos sin definición”

Cómo va tu logística?

Continuando con mi análisis a través de mis dos capítulos anteriores, la palabra que cubrirá toda la actividad del Transporte en los próximos 5 años será “AUSTERIDAD”. Se impondrá el equilibrio de lo ofrecido por el bajo precio exigido y los servicios serán realizados con el concurso generalizado de los propios beneficiarios.

Se establecerán propuestas de servicios de transporte que serán más rentables y baratos si el cliente accede a la renuncia de prestaciones que hasta hace poco eran básicas e irrenunciables.

Más del 30% de los actuales operadores de servicios de transporte desaparecerán, y los que queden habrán de compensar su permanente baja rentabilidad por bajos precios, mediante personal propio o subcontratado por un salario hasta un 25% inferior al de antes (con un aumento posible del 20% en tiempos de trabajo). Estas no son profecías, serán hechos.

¿Nos estamos dando cuenta de lo que viene?

Qué fácil preguntarse pero qué difícil respuesta y su solución va a tener este gran dilema en el panorama español.
Sin duda la crisis actual “in crescendo” desde enero 2008 ha creado serias dificultades a las empresas candidatas a expositores para mantener 2 salones en un mismo año en ciudades como Barcelona y Madrid, como SIL y LOGITRANS, sin que nada sucediera como así ha ocurrido con la reconversión de esta última en Foro para la Logística y el Transporte, con una proyección esperanzadora de un gran interés para cualquier empresa al ámbito logístico de la Península Ibérica.
El gran y exitoso recorrido del SIL en Barcelona en los últimos 12 años es incontestable.
Por otro lado los distintos salones de menor entidad como: Logisexpo (Zaragoza) y en nuestro vecino Portugal: Logitrans-IFE (Lisboa), Logística Global (Oporto) y Expotransporte (Batalha) también son parte de la representación logística que restan de los presupuestos empresariales en ambos países.
¿Se conseguirá la alternativa “CADA DOS AÑOS”?

Llevamos algún lustro que otro lamentándonos que la baja productividad de nuestros profesionales implicados en cualquiera de las actividades del transporte, es de las más bajas comparada con la mayor parte de nuestros colegas en otros países europeos. En consecuencia reclamamos planes, fórmulas y dinero para que esto cambie y actualizarnos.
La verdad es que desde hace casi 10 años, asociaciones del sector, Institutos, Fundaciones, Universidades, Cámaras de Comercio, así como academias y escuelas subvencionadas por algún organismo del Estado, ya sean Comunidades Autónomas, Municipios, etc., nos vienen ofreciendo propuestas múltiples de cursos, jornadas, conferencias sobre centenares de temas relacionados con la formación de los profesionales del sector, sin contar las empresas privadas organizadoras de este tipo de eventos mediante cuotas para muchos excesivamente altas.
El resultado global a pesar de todo, es que seguimos quejándonos de que todavía no estamos a la altura del resto de Europa ¿Quién tiene la culpa?.
Ha transcurrido ya un año desde que se creó la Fundación Transporte y Formación por iniciativa del Ministerio de Fomento, y en enero pasado se presentó el Plan IMFORTE para mejorar la formación y la imagen del transporte y de los transportistas en la sociedad.
No hay un buen EMPLEO sin una buena FORMACIÓN, ni un buen NEGOCIO sin un buen TRANSPORTE, la cuadratura del círculo.

Terminaba mi primer acercamiento a este tema (1) afirmando que “El Transporte de los próximos 5 años no se parecerá en nada a lo conocido hoy”.
Echemos un vistazo a nuestro entorno y luego volvamos sobre esta actividad: El transporte que conocemos hasta 2009 forma parte de un sistema productivo y económico basado en el postulado de crecer más, año a año, independientemente de si lo hacemos sobre principios de agotamiento creciente de los recursos energéticos y humanos, sin tener en cuenta si ese crecimiento resulta al final rentable o en definitiva, si sólo estamos huyendo hacia adelante alimentando la máquina por miedo a no verla parada.
A partir de 2010 y hasta 2014 lejos de ir más rápido, iremos cada vez más lento y restando, ya que la actividad social económica y el sentimiento del bienestar se está deteniendo, pues TODO ha de adaptarse a este ritmo que nos puede llevar entre 20 o 25 años para recuperar la mitad del pulso económico que hemos vivido en los últimos 6 años, fruto del endeudamiento y la sobredimensión consumidora propiciada por bancos, medios de comunicación, políticos y nuestra propia ceguera.
CONTINUARÁ…………

Según un informe elaborado por el Consultor Pricewaterhouse Coopers, debido al impacto del cambio climático, en el sector del transporte se impulsará un cambio en el modelo de negocio de las compañías, que en los próximos años se centrará principalmente en la reducción de sus emisiones de dióxido de carbono. Las emisiones de CO2 producidas por el transporte representan el 13% del total en todo el mundo, siendo el transporte por carretera el principal y más directo causante. Una disminución sustancial de emisiones comporta, necesariamente, una bajada de las producidas por el transporte. Éstas están incrementándose en todos los mercados desarrollados y por países, China e India encabezan el listado en términos de crecimiento medio anual. El coste de mitigación del cambio climático se sitúa entre los 600.000 millones de dólares y los 1,5 billones de dólares al año. El 80-90% de esta cantidad deberá asumirla el sector privado. Por lo tanto, hoy más que nunca, ante una crisis global, la reducción de dicha cifra resulta imprescindible para la supervivencia de las empresas. Según el 59% de los encuestados, los costes que se desprenden del transporte serán el motivo fundamental a la hora de decidir la ubicación de las sedes de producción. Para diseñar la cadena de suministro, la disminución del consumo energético primará por encima de los costes de eficiencia y del tiempo de entrega.

Recientemente el Director General de Transportes del Ministerio de Fomento, D. Juan Miguel Sánchez, reclamó el compromiso de todos los sectores del transporte por carretera para la puesta en marcha del “Plan IMFORTE” que junto con los planes PETRA II y PLATA contribuirán a su profesionalización y modernización y a su mejora competitiva. Dentro de este plan IMFORTE 2010-2012 se afianza la existencia de la Fundación Transporte y Formación cuyo plan de actuación para 2010 presente 14 proyectos y 50 medidas de actuación cuyas líneas principales son:

1) Desarrollo del Portal del Transporte por carretera,

2) Puesta en marcha de una biblioteca técnica sobre el Transporte por carretera,

3) Creación de un observatorio permanente de la formación,

4) Estudio de mecanismos de desarrollo del Nuevo Reglamento 1071/2009 sobre acceso a la profesión de transportista y

5) Establecimiento de un sello de certificación de excelencia formativa para los centros de formación. Como en las leyes que se promulgan, hace falta dotación económica, seguimiento y sobre todo implicación inexcusable del mundo asociativo y de los profesionales sujetos a formación para mejorar su rendimiento y competitividad por ende de las empresas.